viernes, 5 de agosto de 2011

no me pidas que te bese, por que lo aré

Dime tú, ya que todo lo ves tan increíblemente fácil.
¿Como se sentiría un fumador si le quitasen los cigarros?¿O un yonki si le rompiese su preciada jeringuilla?
¿O un alcohólico si le tirases su bebida? O a cualquier persona adicta le quitases su adicción, lo que más le gusta, lo que le mantiene con vida.
Pues a mí derrepente me han quitado todo, me han dejado sola y sin nada.
Sin tí. Sin tus dulces besos, sin tus tiernas miradas, sin tus refugiantes abrazos, sin tu agradable presencia, sin tu olor, sin tu aliento chocando contra mis labios.
Porque voy de perfumería en perfumería probando todas las putas colonias intentando encontrar la tuya.
Y cuando ya la he encontrado y no me sirve de nada, absolutamente de nada.
Porque aunque me esnife cada fragmento de gotita de esa colonia, aunque me la intenta inyectar por vena, me la beba o impregne mis cigarros con esa colonia y me los fume, tú no vas a estar.
Y me he dado cuenta que soy una puta drogadicta y que tu eres mi jodida droga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario